Este jueves, se llevó a cabo una sesión extraordinaria en la Legislatura de Tucumán, la cual estuvo presidida por el vicegobernador Osvaldo Jaldo. Durante la jornada, el proyecto que tuvo el visto bueno de los legisladores fue el que declara a la provincia como “no eutanásica de perros y gatos”, por lo que no se acepta la matanza de animales como método de control poblacional de animales.

Sobre la sesión que se llevó a cabo, Jaldo remarcó: “Principalmente se dará curso a los temas referidos con los convenios que se firmaron entre Nación y Provincia, donde se entregan herramientas y recursos para llevar una serie de mejoras a las familias que están atravesando distintas situaciones adversas en estos tiempos”.

En el mismo sentido, se plantea un plan de castración de perros y gatos en todo el territorio provincial. Asimismo, se aprobó la adhesión a la Ley Nacional N° 27.592 (Ley Yolanda), con el fin de garantizar la formación integral en medio ambiente, con perspectiva de desarrollo sostenible y con especial énfasis en el cambio climático para las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los tres poderes.

A continuación, se sancionó la creación de un equipo interdisciplinario de intervención temprana a fin de evitar usurpaciones. Por otra parte, los parlamentarios aprobaron la implementación de dispositivos electrónicos duales para víctimas y victimarios, fundamentalmente casos en violencia de género.

“La implementación de leyes que buscan llevar mejoras en lo referido al medio ambiente y por otro lado el control de la población animal callejera, acompañando a los distintos grupos que trabajan diariamente con este tipo de acciones solidarias, son los temas que tratamos el día de hoy”, concluyó el vicegobernador.