En conferencia de prensa el gobernador Osvaldo Jaldo informó, que se están realizando importantes obras para reforzar la seguridad de Tucumán.

“Después de mucho tiempo el gobierno tiene una política carcelaria, la última vez que se construyó una fue Villa Urquiza, hace 100 años, que hoy se encuentra saturada”. Por este motivo, “estamos adjudicando una nueva cárcel para 1200 plazas en Benjamín Paz. La obra demorará 18 meses. También tenemos proyectadas alcaldías en Las Talitas, Banda del Río Salí, Delfín Gallo y en Río Seco. Entre las cuatro tendremos 1200 plazas más. De este modo son 2400 plazas para Tucumán, es decir que duplicamos la capacidad que actualmente tenemos”.

Luego agregó que “con el nuevo Código Procesal Penal y cómo está trabajando la Justicia, de manera preventiva con quienes cometen delitos, se terminó la puerta giratoria. Estamos haciendo un trabajo coordinado entre Justicia, Provincia y Nación”.

“Incrementamos los controles en las rutas, en un trabajo articulado con las fuerzas nacionales, como Gendarmería, Policía Federal y la PSA, esto se decidió en el primer Consejo de Seguridad Interior que se realizó en Ciudad de Buenos Aires, de la que participó el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete Juan Manzur y el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández”, sostuvo.

El primer mandatario, resaltó que “este fin de semana minimizamos con acciones preventivas, no tuvimos siniestros. Esto quiere decir que tenemos más controles, más policías en las calles haciendo tareas preventivas”.

“De enero a marzo tuvimos más de 980 personas detenidas, o sea que el accionar de la policía está a la vista. Estoy muy confirme con los índices del Ministerio de Seguridad, pero hay que seguir mejorando. Nos hacemos cargo de los problemas y podrán ver que hemos contagiado a muchos intendentes que compraron vehículos, formaron sus propias policías municipales, nos complementamos a través de diferentes convenios trabajando codo a codo”, cerró.