Gerónimo Helguera fue condenado a prisión perpetua por el crimen en la galería de Yerba Buena

“Estaba listo para cometer una masacre”, dijo el fiscal de la causa. Fue asesinada Mariela Márquez.

Gerónimo José Helguera, de 29 años, fue condenado hoy en juicio oral y público a cadena perpetua por la muere de Mariela Alejandra Márquez, el 13 de octubre del año pasado en la galería comercial de Yerba Buena, ubicada en avenida Aconquija y Chacho Peñaloza.

El fallo fue por unanimidad. La pena máxima también había sido solicitada por el Ministerio Público Fiscal, al igual que las querellas. El tribunal rechazó la inimputabilidad planteada por la defensa. Helguera fue “declarado material y penalmente responsable del delito de homicidio doblemente agravado por ser cometido con el empleo de un arma de fuego y criminis causa, en perjuicio de Mariela Alejandra Márquez; en concurso ideal con homicidio doblemente agravado por ser cometido con el empleo de un arma de fuego y criminis causa, en grado de tentativa, en contra de José Fabián Gómez”.

Alegato del fiscal

El fiscal Pedro Gallo, de la Unidad Fiscal de Atentados Contra las Personas, expresó en su alegato de clausura que “quedó demostrado que el plan de Helguera era matar a Ledesma, pero al mismo tiempo fue preparado para darle muerte a toda aquella persona que se le cruce en su camino”.

Asimismo, afirmó: “Estaba listo para cometer una masacre. Si sólo hubiera querido ir a matar a Ledesma, hubiera ido con un arma de fuego y su correspondiente cargador, pero además llevó dos cuchillos de cacería, una caja con 29 cartuchos, hasta un protector inguinal y protectores auditivos”.

Agrego que “está totalmente probada con certeza la imputabilidad de Helguera” y que “la Junta Médica concluyó que pudo comprender la criminalidad del acto y dirigir sus acciones”. Precisó que “los profesionales que sostuvieron esa postura fueron los más sólidos, los más acreditados, los más consistentes y los de mayor credibilidad”.

Insistió que “ha quedado demostrado que la conducta de Helguera estuvo totalmente provista de planificación. Esto, entre otros puntos, nos permite descartar un cuadro de esquizofrenia o cuadro psicótico pretendido por la defensa”.

El hecho

El 13 de octubre de 2021, a las 10, Helguera llegó al edificio comercial ubicado avenida Aconquija y calle Chacho Peñaloza, con el propósito de matar a Ledesma, quien estaba trabajando en una de las oficinas del primer piso. Helguera llevaba una mochila con una pistola COLT Goodsman calibre 22L con cargador colocado con 10 cartuchos calibre 22; dos cuchillos de tipo cacería; un par de guantes de látex; un guante de trabajo; dos vainas servidas calibre 22L; y una caja con 29 cartuchos calibre 22L.

Según el informe oficial “una vez en la planta alta, y mientras buscaba a Ledesma para darle muerte, fue que a pocos metros de donde se encontraba éste, se topó con Márquez, quien trabajaba como empleada de limpieza y conversaba en un depósito con José Fabián Gómez, el conserje. A continuación, Helguera extrajo la pistola de la mochila, con la que apuntó en la cabeza a Márquez y, con claras intenciones de causarle la muerte para continuar desplazándose por el primer piso y concretar así su plan de asesinar a Ledesma. Realizó un disparo que impactó en región témporo-parietal derecha del cráneo de la mujer, produciéndole lesiones gravísimas.

Márquez falleció ese día a las 20:52″. Más adelante  “apuntó a Gómez con el arma de fuego con claras intenciones de causarle la muerte para continuar avanzando y así alcanzar a Ledesma, no logrando su cometido debido a la rápida reacción de Gómez, quien se trenzó en lucha con el acusado, logrando finalmente reducirlo con la ayuda de un empleado del bar ubicado en la planta baja del centro comercial, hasta que arribó personal policial.

Temas Relacionados