En el marco de la campaña electoral que comenzó de cara a las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, las declaraciones de los precandidatos se suceden.

Uno de los precandidatos a Senador Nacional que competirá en las internas de Juntos por el Cambio es Germán Alfaro. El intendente de San Miguel de Tucumán brindó una extensa entrevista en el programa televisivo Los Primeros y detalló que sus aspiraciones políticas se encuentran direccionadas a ser el próximo gobernador de Tucumán en 2023.

Aspiro terminar con la era alperovichista para sacar a Tucumán de 20 años de decadencia”, aseguró Alfaro.

Tucumán está atravesando una profunda crisis institucional, económica y social, tal vez peor a la crisis del 2001. Hoy tenemos un 53% de jóvenes que se quieren ir, pero no del país sino de la provincia por la falta de oportunidades. Cuando recorremos el interior vemos con mucha preocupación que los jóvenes no tienen ninguna oportunidad de mejorar su situación porque no hay industrias nuevas, desde hace muchos años que no se radican e Tucumán”, aseguró el intendente.

Luego agregó que “hay chicos que todavía no volvieron a la escuela pero no por el coronavirus, sino porque sus padres no tienen para enviarlos. Hoy una campera vale la mitad del salario de un trabajador, y no tienen para comprar ropas de abrigo. Hoy la gente no tiene para comer”.

Alfaro manifestó que su intención de postularse como precandidato a Senador Nacional dentro del espacio de Juntos por el Cambio, “es genuina” y explicó que tiene como objetivo llegar a la gobernación de la provincia en el 2023. “Sin 2021 no hay 2023”, concluyó.