En la comisaría de Aguilares, dos internos habían iniciado una quema de colchones reclamando ser trasladados a una unidad penitenciaria. En ese marco, los efectivos policiales pudieron sofocar el intento de motín rápidamente. No se registraron heridos.

El Jefe de la dependencia policial, Walter Ocaranza Saeid, brindó detalles del hecho: “en forma inmediata, los efectivos de la Comisaría, mediante el uso de matafuegos, agua y arena, lograron controlar la propagación del fuego hasta la llegada de los Bomberos Voluntarios de Aguilares. También colaboraron los efectivos de Patrulla Motorizada de Aguilares”, relató.

Luego agregó que, “inmediatamente se requirió la intervención de personal del Sistema de Emergencias 107 del Siprosa y se comunicó lo acontecido a todas las autoridades judiciales intervinientes”.