El Transporte y el Concejo Deliberante de la capital se encuentra en un permanente tira y afloje respecto al precio del boleto. Mientras que los empresarios buscan que se produzca un reajuste de la tarifa, desde el cuerpo sostienen que recién lo harán en 2019.

Jorge Berreta, vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán, explicó porqué insisten en el incremento de la tarifa. "O compramos gasoil o pagamos el aguinaldo", graficó la situación.

"Aetat presentó un pedido formal en el Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán para actualizar el boleto mínimo, hoy en $15,50, llevándolo, de manera escalonada $27,40 pero desde el cuerpo reiteran que recién en marzo podrían tratarlo”, comentó.

Debido a este conflicto que atraviesan, Berreta comunicó que abrirá el diálogo con la Unión Tranviaria Automotor para lograr un acuerdo. "Vamos a hacer todos los esfuerzos para que los usuarios no sufran, nos reuniremos con UTA para pedirles flexibilización en el compromiso de pago, se lo hará en forma y en casi tiempo", finalizó en diálogo con Los Primeros.