Con el objetivo de reducir al máximo la circulación de personas para poder bajar los niveles de contagios.


Este viernes, a pocos días del Día de la Madre, que se celebrará el próximo 18 de octubre, la ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, pidió no dejar los preparativos para último momento y reducir al máximo la circulación de personas para poder bajar los niveles de contagios. “El virus circula con la gente. Necesitamos que los tucumanos nos ayuden”, puntualizó Chahla.

“Hoy tenemos que cambiar la mirada, pensar en el otro, trabajar en la solidaridad. Es lo único que nos va ayudar a salir de esta pandemia”, afirmó la funcionaria y adelantó que el próximo martes podrían abrir los cementerios para que la gente no vaya el mismo día y tengan toda la semana para ir.

Por otra parte, sobre la actividad comercial sostuvo: “Todos queremos hacerle regalos a nuestras madres y lo podemos hacer pero tratemos de no dejar para el último día”. Por el alto nivel de circulación y la gran cantidad de actividades permitidas, la ministra expresó que esperaban este alto número de pacientes por día.

En tanto, el objetivo el sistema de salud es poder llegar a una meseta para empezar a bajar el nivel de contagio. “Llegar a esa meseta dependerá de los horarios, de la circulación de las personas, de la solidaridad de la gente, de que nos quedemos en casa, y de que no hagamos reuniones clandestinas”, sentenció.

“Tucumán nunca estuvo en cuarentena, fue una de las provincias con más flexibilizaciones. Salvo las clases presenciales y las fiestas, el resto de las actividades están flexibilizadas, no podemos decir que estuvimos cinco meses encerrados y como consecuencia de ello hoy tenemos los niveles de contagios muy elevados”, concluyó.




Comentarios