Los efectivos hallaron el rodado oculto entre las malezas, luego de obtener pistas firmes sobre los sospechosos.


Durante el sábado, tras realizar intensos rastrillajes en distintas zonas del departamento Leales y mientras se intensificaban los controles vehiculares en las rutas, efectivos de la Unidad Regional Este hallaron una camioneta que había sido robada el día anterior y permanecía oculta entre las malezas, en las márgenes del Río Salí.

En ese sentido, encontraron el rodado luego de obtener pistas firmes sobre los sospechosos, las cuales indicaban que, tras el robo, habían ocultado la camioneta entre las malezas en una zona denominada Ollantay, en las orillas del Río Salí, departamento Leales.

A su vez, los autores del hecho habrían dejado el rodado en ese lugar con la intención de trasladarlo a otro lugar una vez que transcurran los días y evitar así su circulación por las rutas, donde se realizaban los controles vehiculares dispuestos por el D-3 y Jefatura de Regional Este.

“Estas Diagramaciones de Seguridad Preventivas jugaron un rol importantísimo ya que impidieron que el rodado saliera de este ámbito”, resaltó el Jefe de la Unidad Regional Este, José Carlos Valdéz. El vehículo fue puesto a disposición del fiscal Diego López Avila, a cargo de la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos de la i Nominación.

Por último, Valdéz, quien supervisó el procedimiento junto al Segundo Jefe de la URE, Fabio Ferreyra, aclaró que continuarán con la investigación para dar con los autores del robo que había sido denunciado por la víctima en la Comisaría de Leales.




Comentarios