Así lo confirmó la ministra de salud pública de la provincia, Rossana Chahla.


Desde esta semana, los templos religiosos podrán volver a recibir a sus fieles para los diferentes rituales. Así lo confirmó la ministra de salud pública de la provincia, Rossana Chahla.

Para ello, se deberán continuar con las medidas de seguridad sanitaria, cumpliendo con el distanciamiento social fundamentalmente. El uso del barbijo, la limpieza de las manos al entrar al templo, el no tocar las imágenes y evitar el saludo de la paz para la ceremonia católica serán obligatorios. Además, los presentes no podrán movilizarse por el templo, sino que el sacerdote o rabino será quien se acerque en todo caso. Además, podrán asistir más de 10 personas dependiendo de la capacidad del templo.

“Venimos trabajando con todos los representantes de los distintos cultos en Tucumán, de la iglesias Católica, Ortodoxa, Maronita, Evangelista, culto judío; y cada uno de ellos ya venían realizando los protocolos para adecuar sus rituales a la vigilancia epidemiológica. Hemos tratado que cada uno pueda seguir haciendo sus rituales de la mejor manera posible”, dijo la ministra.

Por su parte, el arzobispo Carlos Sánchez comentó: “Ahora vamos a poder celebrar la misa con asistencia de fieles, pero bajo la advertencia de que debemos cuidarnos mucho, respetar la distancia, venir con barbijo. Que los encuentros sean breves y sepamos cuidarnos, es muy importante. Vamos a seguir transmitiendo por las redes sociales la misa para que las personas mayores puedan quedarse en sus casas y seguir cumpliendo con las indicaciones sanitarias”.

Finalmente, el rabino Salomón Nussbaum llamó a tener prudencia y no desesperar por volver al templo: “Debemos ser cautos y controlarnos, reducir un poco el espacio como así también en cuanto a las personas de riesgo como adultos mayores y niños. Vamos a tratar de no excluir a nadie pero si vemos que nos excedemos, deberemos hacer listados. Esperamos que todas las personas se comporten”.




Comentarios