En el caso intervinieron los Patrulleros del 911.


Un nuevo caso de femicidio pudo controlar el personal policial. En esta oportunidad un hombre, de 65 años, quedó detenido por los Patrulleros del 911, luego de amenazar de muerte a su expareja por llamadas telefónicas.

La víctima de 47 años se dirigió a la Comisaría Sexta, en una crisis de nervios, para denunciar a su expareja que había salido advirtiéndole que iba a ir a buscarla a su casa.

El jefe de la División Patrulleros del 911, Ariel Galván, quien llevó a cabo el procedimiento explicó que “con los datos de la camioneta y características físicas del agresor, nos presentamos en el domicilio de la mujer y efectivamente allí estaba el hombre, golpeando la puerta de la vivienda en forma muy violenta”.

Además, comentó que fue reducido al momento de insultar a los policías al verse acorralado. El acusado se encontraba armado. En su camioneta le hallaron un arma de fuego calibre 380 con ocho cartuchos de igual calibre.

La Fiscalía Especializada en Violencia Familiar y de Género de la I Nominación, a cargo de Ignacio López Bustos, ordenó la detención del agresor y los secuestros del arma de fuego y su celular.




Comentarios