Se trata de dos símbolos que recuerdan al prócer en Tucumán.


El junio 15 de 1868, el gobierno de Tucumán decreta la creación de la Plaza General Belgrano, que hoy tiene una forma irregular, entre las calles Lavalle, Bernabé Araoz y calle Alberdi, de la ciudad capital.

El ingeniero Juan Carlos Rosario Medina, un reconocido historiador de la vida del prócer, entregó una copia del decreto que señala: “considerando justo perpetuar la memoria de nuestras más altas ilustraciones históricas, y siendo el general D. Manuel Belgrano, uno de los patriotas argentinos que, con más veneración y gratitud recuerdan las tradiciones populares, por sus eminentes servicios y por sus virtudes republicanas. Ha acordado y decreta: Articulo 1: se designa el lugar de la Ciudadela, para delinear una plaza pública que tendrá por nombre Plaza General Belgrano”.

Placas de la plaza.

Luego dice en su artículo 2: “la Pirámide que allí existe, mandada a erigir por el Ilustre general, servirá de centro de la Plaza Ordenada por el artículo anterior”.

Plaza Belgrano.

Y finalmente en el artículo 3º ,dice que “el jefe de policía queda encargado de levantar un plano, asociado del agrimensor general, demarcando los terrenos de propiedad particular que queden comprendidos dentro de la forma regular que debe dar a la Plaza o informara del resultado para proveedor lo que corresponda”.

Placas de la plaza.

La pirámide, recuerda el ingeniero Medina “mandó levantar el general Belgrano en memoria de los triunfos de su amigo el general José de San Martín en Chile”.

Pirámide.




Comentarios