El operativo se realizó a fin de buscar de evidencias para incorporar a la causa por el crimen del productor rural, Luis Espinoza.


En la noche del miércoles, la comisaria de Monteagudo fue nuevamente allanada en busca de evidencias para incorporar a la causa por el crimen de Luis Espinoza, por el que se encuentran detenidos ocho policías que trabajaban en esa dependencia, además de un vigilador comunal y el hermano de un efectivo.

Por su parte, la fiscal a cargo de la causa, Mónica García de Targa, realizó un nuevo allanamiento en la comisaria para tratar de encontrar documentación y demás pruebas sobre el hecho que tuvo como víctima a Espinoza (31).

De acuerdo a lo que obra en el expediente y a lo que declaró el hermano de la víctima, el 15 de este mes Luis fue golpeado por la policía y luego llevado hasta un monte, tras un operativo realizado durante un festival de caballos cuadreros en el paraje de Melcho, de la ciudad de Simoca.

La fiscal sostiene que el hombre fue asesinado en Melcho, que luego su cuerpo fue trasladado hasta la comisaría de Monteagudo y, finalmente, descartado en Catamarca, donde fue arrojado por un barranco envuelto en plástico, a 200 metros del límite con Tucumán.

Según indicaron, durante esta jornada los peritos procurarán determinar si la bala que mató a Espinoza pertenece a alguna de las cuatro armas reglamentarias de los policías detenidos y que los especialistas identificaron que fueron disparadas el día del procedimiento.

Por último, los familiares de Espinoza solicitaron a la fiscal que investigue a otras personas de la zona que también podrían estar implicadas en el asesinato.




Comentarios