La Federación Económica de Tucumán y la Federación de Entidades Profesionales Universitarias de Tucumán plantearon la situación económica y financiera debido a la pandemia.


La crisis en el sector empresario y en las actividades profesionales de la provincia ha quedado en evidencia en los últimos días con los pronunciamientos públicos que hicieron las representaciones a nivel provincial de ambos sectores: La Federación Económica de Tucumán (FET) y FEPUT (Federación de Entidades Profesionales Universitarias de Tucumán). Han planteado la situación económica y financiera debido a la pandemia que generó la paralización de las actividades por la cuarentena.

La FET envío cartas documentos solicitando audiencias al Ministerio del Interior de la Nación y al Ejecutivo Provincial. El presidente de la entidad Alberto Guardia, dijo en conferencia de prensa que “si bien se implementaron algunas medidas con muy buena voluntad, está claro que al no escuchar al sector privado, estas no tienen la efectividad ni cumplen de manera concreta con su objetivo. Los auxilios financieros no llegan a las Pymes, la presión impositiva provincial desalienta la producción y el trabajo”. Agregó que “algunas actividades pueden perder la cosecha, como el caso del tabaco, por estas cerradas las fábricas de cigarrillos y en otros casos los grandes supermercados venden productos, que el comercio minorista no puede hacerlo por estar cerrado”.

Dijo que en “algunos puntos se hace difícil el transporte de mercaderías, insumos y hasta la cosecha y las dificultades para el pago de sueldos, con el riesgo de cierres de comercios y despidos”. Además la entidad solicitó la conformación de un comité de crisis con una real participación activa del sector empresario.

Mientras tanto en la misma entidad empresaria se conoció que “algunos industriales y empresarios no pueden afrontar el pago de sueldos de marzo y estiman que abril tampoco, si continúa la cuarentena”.

Por su parte la contadora Patricia Manso, presidente de FEPUT, que congrega a los colegios de profesionales y asociaciones de profesionales, expresó que “la situación de los profesionales no es ajena al contexto que vive la provincia. Gran parte de los profesionales son autónomos, por lo que la situación económica es delicada”.

El Centro de Defensa Comercial del Sur, que nuclear a comerciantes de la zona sur de Tucumán, también se solicitó el auxilio urgente para poder pagar los sueldos.

Además, otro de los sectores más golpeados por la cuarentena en la provincia es el comercio. Algunos habilitados se encuentran trabajando en la modalidad de delivery, por ejemplo las librerías y los bares. Sin embargo, los locales del microcentro capitalino solicitan la intervención del gobierno de la provincia para poder afrontar la crisis económica y pagar los sueldos de los empleados.




Comentarios