Un total de 86 personas fueron detenidas en esta jurisdicción, se les inició una causa penal y fueron puestos disposición de la justicia.


Desde el inicio de la cuarentena obligatoria en todo el país, personal policial despliega operativos de control diagramados en cada punto de la provincia. En esta oportunidad, los trabajos se reforzaron en la zona oeste de la provincia, con mayor concentración en el acceso a los Valles Calchaquíes y las principales ciudades.

“Desde la regional realizamos amplias tareas de concientización de manera previa a que se decretara en todo el territorio nacional el aislamiento social preventivo y obligatorio, y desde el viernes se realizan estrictos controles en toda la jurisdicción”, informó el jefe de la Unidad Regional Oeste, Raúl Villafañe.

En ese sentido, Villafañe remarcó que el total de los efectivos de la unidad regional, “están en las calles prestando el servicio que corresponde”. A su vez, el personal de las comisarías recorre los barrios junto a equipos de Infantería Oeste, con el objetivo de garantizar seguridad y evitar la propagación de la pandemia de coronavirus.

Por otro lado, detalló en qué puntos se intensificaron los controles coordinados con las municipalidades y comunas. “En Las Mesadas se realiza un exhaustivo control de la Policía Vial junto a personal de SIPROSA y Sanidad para evitar el flujo de visitantes a los valles”.

Por otro lado, se vallaron los accesos a las ciudades principales como Monteros, Lules, Famaillá y localidades como Acheral y Santa Lucía. En el marco de la cuarentena total, en la primera semana fueron detenidas en esta jurisdicción, un total de 86 personas a las que se les inició una causa penal y fueron puestos disposición de la justicia.




Comentarios