Los equipos frenaron la preparación de cara al inicio del torneo por dos semanas debido a la propagación del coronavirus y el dengue.


A pesar que desde el gobierno el comunicado fue que el fútbol se juegue a puertas cerradas, en la provincia los equipos de mujeres tomaron su propia medida. Atlético Tucumán, San Martín, UTHGRA y Fundación J.CUS, por el momento decidieron suspender los entrenamientos hasta el 31 de marzo en primera medida para cuidar la salud de las jugadoras, tanto del dengue como del coronavirus.

Luego del comienzo de la Copa de la Superliga y que el equipo de River no se presentara por tomar recaudos ante el coronavirus, el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, opinó que se debía jugar a puertas cerradas, ya que según expertos en el tema no corrían riesgos de contagio.

Fútbol Femenino Tucumán.

A pesar de las medidas, el fútbol femenino corre por otro carril, nadie opinó al respecto y el Torneo Rexona en Buenos Aires se sigue jugando pero sin público.

En Tucumán el campeonato no comenzó pero las jugadoras se encontraban con los entrenamientos de pretemporada, preparándose para el inicio que hasta el momento iba a ser a fin de mes. Por la seguridad de las jugadoras, cuerpo técnico y todos los implicados, lo más seguro es que lo pospongan al comienzo por lo menos hasta abril.

El gobernador de la provincia, Juan Manzur, suspendió siguiendo los lineamientos de la Nación de toda actividad deportiva, recreativa y escolar hasta el 31 del mes. Algunos clubes decidieron cerrar en su totalidad para que la gente no asista y se pueda prevenirla propagación el virus. En las últimas medidas se suspendieron las actividades de menores y juveniles en el Fútbol, las competencias de Básquet, Handball y Hockey.




Comentarios