Tiene 16 años y recibió una pedrada en la cabeza. Debió ser operado y se encuentra internado en grave estado.


Durante una pelea entre vecinos por el suministro de agua potable, un adolescente de 16 años recibió una pedrada en la cabeza. El hecho ocurrió en el asentamiento Virgen del Rosario, en la localidad de Banda del Río Salí, que hace tres semanas no cuenta con el servicio.

Asimismo, el joven, tuvo que ser operado de la cabeza a causa del golpe recibido y en estos momentos se encuentra internado en grave estado. Según las fuentes, el hecho que trascendió recién hoy, ocurrió el jueves a las 21, cuando un camión cisterna del municipio se trasladó hasta el lugar para proveer de agua potable a los vecinos.

En esas circunstancias, según el relato de los vecinos, una mujer de la zona intentó frenar el camión para que le proveyera más agua que la que le correspondía. Ante esta situación, el resto de los habitantes del asentamiento comenzaron a discutir, arrojarse piedras y hasta hubo disparos de armas de fuego.

El adolescente quedó atrapado en la pelea, una piedra le pegó en la cabeza y se desvaneció. Por su parte, el padre del adolescente que vio a su hijo inconsciente, se acercó para ayudarlo y recibió un disparo en la pierna.

Poco después, el joven fue trasladado al Hospital Padilla, donde los médicos informaron a la madre que su hijo sufrió una pequeña fractura en el cráneo y un coágulo que le estaba generando complicaciones; mientras que el padre del adolescente -herido de bala- se negó a recibir atención médica.

El viernes a la mañana, por recomendación de los especialistas del Padilla, la víctima fue trasladada al sanatorio Rivadavia donde fue operado. “Me siento muy mal con todo lo que pasó en el barrio. Por un tacho con agua le hicieron esto a mi hijo”, expresó la mujer.

En tanto, la Policía continúa con las investigaciones para intentar identificar a los que le arrojaron la piedra al joven y le dispararon a su padre.




Comentarios