“Se discute en la cancha, siendo productivo y no frenando” dijo el presidente del Círculo de Veterinarios de Tres Arroyos

Rodrigo Brea se refirió al Paro General de la CGT a 45 días de la asunción de Javier Milei y de la postura del campo que no acompañó la medida de fuerza.

A la Confederación General del Trabajo (CGT) solo le bastaron 45 días para realizar el primer Paro General en contra del gobierno de Javier Milei con la mira puesta en el DNU y la Ley Ómnibus que en los próximos días se discutirá en el Congreso Nacional.

El campo no adhirió a la convocatoria y espera las primeras señales y resultados del plan de estabilidad económica del Gobierno nacional.

Al respecto Rodrigo Brea, presidente del Círculo de Veterinarios de Tres Arroyos y productor, indicó:

“El paro de ayer fue un paro en el cual se mostraron las partes disidente del gobierno, todos los que están en contra o los que están en contra de varias facciones, pero el campo, la Sociedad Rural no frenan, al contrario, son los que van a empujar cada vez más, supongo yo”.

VTA: ¿No frenan porque están de acuerdo con el DNU y la Ley Ómnibus o no frenan porque quieren demostrar que se sale adelante trabajando?

“Creo que habrá un poco de las dos cosas. No se frena porque es una actividad en la cual no podés frenar nunca, el hombre de campo está acostumbrado a que el trabajo sea la fuente del capital y de los ingresos. Por otro lado, hay cosas en esta mega ley con las que se puede estar a favor o en contra, pero se acompaña, se discute en la cancha, siendo productivo y no frenando”.

Sobre las retenciones que la Ley Ómnibus propone Brea indicó:

“Este gobierno lleva menos de dos meses en funciones y esta ley lo que ampara es que empiece a funcionar la economía. Creo que se va a ir  acomodando a medida que  vaya avanzando todo esto.

Hoy está totalmente estancado todo tipo de producción. Recién estamos en la mitad de la cosecha de la gruesa, terminamos la fina y anduvo bien, pero recién estamos pasando la primera cosecha.

Hay que ir avanzando. Tampoco dar el sí por el sí, sino que los sectores vayan acompañando a medida que vean luces en las leyes y en las actitudes de los gobernantes.

Uno apoya pero tampoco es zonzo, quiere apoyar para el bien de todos pero tampoco se va a permitir que sean abusivos. Creo que el gobierno está en sintonía con el sector aunque siempre hay que ir estudiando lo que va saliendo y no dar el sí por el sí”.

Y agregó: “En nuestra zona seguiría todo igual. Hay que ver cómo afecta y como van liberando, porque muchas veces va pasando que ponen una retención al trigo y liberan la de girasol, hay que ver que se decide al final.

En los últimos años el campo se sostuvo porque está acostumbrado a que es cíclico, no por ayuda externa, sino por propio mérito de los productores.

A nivel ganadero tuvimos pisado durante dos años el precio de la carne, no hay exportaciones, no se abrieron mercados nuevos. En los últimos 5 años estuvo todo planchado, no hubo innovaciones en la venta de productos de primera necesidad.

Muchos ganaderos y agricultores subsistieron y muchos quedaron en el camino, en zonas más agrestes o más rústicas que la provincia de Buenos Aires muchos productores tuvieron que arrendar o dejar de producir”.

Temas Relacionados