11d - Vía Tres Arroyos

El sol brilló para ellas

Luego de la postergación por lluvia, se llevaron a cabo en el Centro Cultural La Estación, las actividades conmemorativas al Día Internacional de la No Violencia Contra La Mujer y se presentó un mural recordatorio a Nair Mostafá.


Quizás sea una imprudencia hablar de fiesta, para referirse a los actos realizados por el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, sumado a la presentación de un mural en conmemoración a los 30 años de la violación y asesinato de Nair Mostafá, pero créame que lo fue.

Día Internacional de la No Violencia Contra Las Mujeres Tres Arroyos

Organizado por La Dirección de Cultura y Educación de la Municipalidad de Tres Arroyos, la Mesa Intersectorial de Mujeres y la Colectiva Feminista Ni Una Menos Tres Arroyos, se vivió en el predio del Centro Cultural La Estación una jornada de reflexión, de emociones a flor de piel, pero también de alegría, reflejada en cada una de las mujeres, adultas y niñas, jóvenes y maduras que se hicieron presentes.

Encuentro Indígena plantó un ciruelo, donado por el INTA, en homenaje a Nair y Evangelina Balcedo leyó un documento con el objetivo de crear conciencia de la historia y la situación actual de los pueblos originarios.

Día Internacional de la No Violencia Contra Las Mujeres Tres Arroyos

El público, hombres y mujeres por igual, dejando su huella en ese mural que recordará para siempre a Nair, creado por Alejandra Rial, Mila Mirari y Florencia Carrera, acompañando la intervención de cada uno de los artistas que subieron al escenario y dejándose embargar por la emoción cuando la Mesa Intersectorial de Mujeres dio lectura a su documento.

El final no pudo ser mejor. Las Lunatikas se hicieron dueñas y señoras del escenario. Cuatro mujeres con talento musical, con carisma, y fuerza escénica. Las letras de sus canciones están llenas de libertad, de lucha, de demandas y de verdades que invitan a reflexionar a todos aquellos que quieran escuchar, escuchar y escucharlas, pero de verdad, con los oídos, con la cabeza, con el corazón y las tripas como se debe escuchar, desde hoy y para siempre, a todas las mujeres.

Fue una tarde pintada de verde y violeta, de reflexión y reclamos que deben ser escuchados.

Luego de la lluvia, el sol brilló para ellas… y tiene que seguir brillando.

Documento de la Mesa Intersectorial de Mujeres.

“25 de noviembre, día de la eliminación de las violencias hacia las mujeres. Colectiva feministas “Ni una Menos” desde nosotres, este 25, llevamos la memoria a cuestas. Las mariposas o las “Mirabales”, que enfrentaron a la dictadura de Trujillo en la República Dominicana, fueron el ejemplo que tomaron las feministas de los años 60 para conmemorar este día.

Significativo día, especialmente para nosotres, habitantes de esta Sudamérica diversa, mestiza, aun buscando nuestra identidad entre tanto poder patriarcal ejercido desde las elite, desligadas del buen vivir de nuestros pueblos. La memoria nos trae a las mujeres originarias que desde hace tiempo son discriminadas. Hoy Bolivia y Chile dos caras de la misma realidad, nos duelen, nos duele como feministas que pretendemos y decimos basta de opresiones.

Y esa memoria insiste en traernos a todas las mujeres que han peleado en nuestro país por cada derecho que hoy gozamos. la Juana, la Eva, la Teresa, las Madres, las Abuelas y las de cada una de nosotres, tu madre, tu abuela, tu amiga, tu compañera, tu hermana, esas que están al lado, poniendo el cuerpo con vos, luchando en la calle, en tu partido, en tu organización social, en tu barrio, en tu laburo, todas rompiendo prejuicios, mandatos de silencios, pariendo otro mundo, porque es necesario.

En este 2019 allá por marzo, en nuestra primera reunión, nos llegó una brisa, un aleteo de colores, una sonrisa inolvidable. Y si, todes pusimos nuestro corazón y nuestro pensamiento en Nair Mostafa, porque era nuestra memoria, reconocida y vuelta a pasar por nuestros latidos. Y llegó un compañero con un libro y una compañera se atrevió a llamar a Liliana, mamá de Nair, y ella pudo abrazarnos con su “si, chicas, hagan el mural porque es necesario, porque Nair nos representa una infancia con tantos derechos vulnerados y por conquistar”. Porque Naír nos grita con sus ojos que son 30 años de impunidad del poder político, judicial y policial.

Hoy no hay culpables, no hay verdad ni justicia. Y esa misma memoria, que no se deja vencer así nomás, nos trae un pueblo que estalló por primera vez, que reclamó, que se manifestó, y por un instante dijo basta. Por todo eso estamos hoy. Porque es necesario hacer de la memoria un hecho tangible, cotidiano, posible de ser pensada y transformada.

No quisimos un mural en cualquier pared, intentamos en su escuela y no pudimos, quisimos entonces un lugar que implicara el compromiso municipal con la historia y la visibilidad para todes quienes habitamos este lugar, ciudad de Tres Arroyos.

Quisimos un mural que refleje el camino recorrido por los feminismos y por el movimiento “Ni Una Menos” que nos ha ayudado a encontrar las palabras necesarias, que nos impuso y nos impulsó a salir a la calle, y decir basta de violencias hacia las mujeres, nos permitió hablar desde un lugar crítico, político, desde un posicionamiento amoroso, y también de lucha y de denuncia.

Un mural que exprese, a través de la imagen, todas las palabras que nos habilitan tantas mujeres que se animan a hablar, hermana ¡yo si te creo! Y las que no salen, y todas esas palabras que también se nos atragantan y se nos salen de las gargantas por tantas como Nair que hoy no pueden gritar.

Y finalmente estamos acá porque reencontrarnos con Nair, es reencontrarnos todes en un territorio de mujer, de niña, territorio ultrajado, olvidado y que espera una vida y un futuro digno.

Nair nos sigue atravesando hoy, y nos impulsa a seguir trabajando, luchando, cantando, muraleando, exigiendo mujeres e infancias libres porque vamos por un mundo donde quepan todos los mundos. Nair Mostafá Presente”.

Si sufrís violencia de género comunicate al 144 las 24 horas.




Comentarios