Con decenas de ofertas y la ciudad a pleno, Tandil vivió una de las mejores Semana Santa de las últimas décadas. Ya desde el miércoles comenzó a notarse el flujo de visitantes, que aprovecharon para extender aún más el fin de semana largo.

Durante los cuatro días de Semana Santa, Tandil tuvo un movimiento económico muy importante, tanto para la actividad turística como para distintos sectores relacionados indirectamente como lavaderos de ropa, almacenes de barrio, estaciones de servicio y comercios de todo tipo en general.

//Mirá también: Tandil en Semana Santa: miles de turistas y más del 95% de ocupación

El alojamiento en Tandil, tanto en cabañas como en hoteles, hosterías, o campings, estuvo a pleno a lo largo de todos los días, con la necesidad de derivar visitantes a ciudades cercanas. Según cifras oficiales de la Subsecretaría de Turismo bonaerense, la ciudad tuvo una ocupación promedio del 96%.

El Viernes Santo se produjo un gran flujo de visitantes por el día, para vivir la experiencia del Vía Crucis en la ciudad, con la presencia de casi un centenar de micros con feligreses llegados desde distintos puntos del país. A su vez, miles de turistas aprovecharon la oportunidad para vivir la Procesión del Santo Entierro.

Las propuestas gastronómicas, los paseos formales, y la muy variada oferta cultural que ofrecieron instituciones y particulares desbordaron a lo largo de estos primeros días.

La ciudad contó con decenas de propuestas artísticas, culturales y de esparcimiento en distintos puntos, lo que hizo que el movimiento de tandilenses y visitantes se expanda en zonas variadas.