Realizarán en Azul una jornada de concientización a dos años del femicidio a golpes de una joven

Buscan concientizar sobre la violencia de género.

A dos años del femicidio de Elba Eliana Mendilaharzu, la joven de 27 años que fue asesinada a golpes en la ciudad bonaerense de Azul, hecho por el cual su entonces novio será sometido a un juicio por jurados en febrero próximo, familiares y allegados realizarán una jornada para concientizar a las mujeres sobre el maltrato y la necesidad de denunciar la violencia de género, que incluirá una radio abierta y una mateada.

Las actividades se desarrollarán el jueves próximo a partir de las 14 en la Plaza Ameghino, en el centro de Azul, donde se colocó un banco pintado de rojo “en alusión a la sangre derramada por cada mujer asesinada, en especial la de Elba, que agonizó más de dos meses internada”, dijo la madre de la víctima, María de los Ángeles Zárate.

”El jueves recordamos a nuestra Eli, ella fue otra víctima de femicidio. La recordamos con mucho dolor en una jornada con distintas actividades para concientizar a toda la sociedad, para que sepamos lo que se atraviesa en el día a día como víctima. Esa lucha que no es de una madre, sino que debe ser colectiva”, expresó la mujer, tras el hecho que conmocionó a Azul.

”El femicidio de Eli, marcó un antes y un después de la vida de Azul. El jueves vamos a recordarla con mucha felicidad, ella tenía muchas ganas de vivir y vamos a recordarla así. Soportó la golpiza de su femicida y lucho por vivir internada más de tres meses y no lo pudo lograr. Ella fue una buena madre, una buena hija y una ciudadana y eso vamos a poner bien alto”, agregó la madre de la víctima, quien detalló que el jueves se realizará “una mateada activa con micrófono abierto” para decir “basta” y “ni una muerta más”.

El hecho ocurrió la noche del domingo 16 de agosto de 2020 en una casa ubicada en Camilo Gay al 1000, casi esquina Guido Spano Oeste, en Azul, a 300 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Buenos Aires, donde Elba y el imputado, Marco Ponce, convivían.

Ese día la pareja había compartido un asado con amigos y parientes, tras lo cual se produjo el ataque en el que, de acuerdo a la fiscal de Azul que instruyó la causa, Karina Gennuso, Ponce golpeó a la mujer en el interior de la habitación matrimonial. Para la parte acusadora, el hombre la “agredió físicamente con intenciones de ocasionarle la muerte, tomándola de su cuerpo y haciéndola caer al piso, luego de lo cual le propinó al menos un golpe en la cabeza”.

A raíz del ataque, Mendilaharzu quedó tirada inconsciente entre la cama y la cuna del hijo de dos meses que tenía con Ponce, tras lo cual fue llevada en ambulancia hasta el hospital municipal de Azul, donde fue asistida en la guardia y recobró el conocimiento.

Por insistencia de los acompañantes de la mujer, entre ellos el propio Ponce, y contra el consejo de los médicos, Elba fue regresada la madrugada del lunes 17 de agosto en ambulancia a su domicilio, aunque horas después se volvió a descomponer y sus familiares la llevaron nuevamente al hospital de Azul, donde quedó internada en grave estado hasta el 27 de octubre, cuando murió.

A raíz de los dichos de un testigo presencial que declaró que fue el concubino de la víctima quien la había empujado y pegado una patada en la cabeza, Gennuso le imputó el hecho a Ponce, quien en su indagatoria aseguró que, si bien él estaba con su pareja en la habitación, ella se golpeó sola al caerse de la cama. No obstante, el caso fue elevado a juicio con el hombre acusado de femicidio y el debate comenzará el 14 de febrero a las 9 y se extenderá hasta el 18, en los tribunales de Azul.

”No quiero a Marco Ponce muerto, lo quiero vivo para que sufra por cada golpe, cada maltrato que le hizo pasar a mi hija. Pido una condena ejemplar para él. El jurado debe ser ejemplar a la hora de condenar. Todo Azul debe saber de la condena ejemplar. Todos los femicidas deben estar de por vida en la cárcel porque después salen y vuelven a matar”, concluyó la madre de la víctima.

El debate estará a cargo de un jurado popular y será dirigido por el juez Joaquín Duba, del Tribunal Oral Criminal (TOC) 1 de Azul, mientras que la acusación estará encabezada por la fiscal Genusso, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6, de Azul, y la querella por el abogado Sergio Hernández, de Asistencia a las Víctimas, mientras que el acusado contará con una defensa de oficio.

Temas Relacionados