Miguel Lunghi, intendente de Tandil desde hace 18 de la ciudad, vive las elecciones como ninguno. Con varias batallas dadas, entre comicios legislativos y relecciones para ser el jefe comunal, mantiene una cábala o una particular costumbre a la hora de votar, y este 14 de noviembre no fue la excepción.

//Mirá también: En Tandil, las elecciones registran poca participación y falta de autoridades de mesa

Es que Lunghi, no sólo va acompañado de Juan Pablo Frolik, compañero, amigo y actual presidente del Concejo Deliberante de Tandil, sino también llevan juntos una prenda particular que va junto a ellos a todas las elecciones.

Una chalina blanca, tejida a mano por una de las funcionarias que integran la Secretaría Legal y Técnica de Tandil, es la que en todas las elecciones que se llevan a cabo en Tandil está presente, en la mano de Juan Pablo, que la revolea en cada victoria que el radicalismo tiene desde el 2003 en la ciudad.

Este 14 de noviembre, durante los comicios que definirán a los próximos concejales y consejeros escolares de la ciudad, la presencia de la chalina da un indicio de lo que podría suceder por la noche. Es que en horas de la mañana, Lunghi fue junto a Frolik a emitir su voto, y la prenda estuvo allí, a la espera del recuento y del mítico boca de urna.

“Tenemos una amistad desde 1998, me ayudó muchísimo, y de allí caminamos juntos, estuvimos en los votos de preferencia en 2003 y de ahí venimos a votar juntos todos los días de elecciones”, reconoció el intendente de Tandil, a la hora de hablar de su amigo y colega, Juan Pablo Frolik, al que en broma y relajado, aseguró: “Cuando tiene hambre siempre viene a comer a casa”.

A la hora de consultarle sobre su rol protagónico y sobre si él era la cábala de las victorias del radicalismo, Juan Pablo Frolik dio un particular detalle.

Así es la cábala que involucra a una chalina blanca de Miguel Lunghi en Tandil

“No soy amuleto, yo me siento un amigo y compañero que va junto a su chalina blanca, que me la regaló una empleada de la secretaría y siempre la traigo y la revoleo siempre por la noche para festejar. Lo vivo con alegría y con todas las ganas de que esta noche tengamos una ciudad como la que tenemos.”, relató Frolik.

Juntos y acompañados siempre, Lunghi y Frolik vivieron este 2021 con dos elecciones que sumarán a su historia y camino recorrido en la política. Con una amplia victoria en las paso: ¿se repetirá esta noche la icónica imagen de la chalina por los aires?