Un joven de 26 años, residente en el barrio Libertad de la ciudad Capital, tuvo que ser hospitalizado luego de ser atacado por un vecino de 16 que lo atacó con un rifle de aire comprimido.

Ayer a la tarde, la víctima habría sido sorprendida por un menor de 16 años, cuando les arrojaba ladrillos a sus perros.

Cansado de esta situación, que según dijo se repite constantemente, el adolescente decidió “hacer justicia por mano propia”. Extrajo un rifle de aire comprimido y le efectuó disparos para impedir que lastime a los animales.

El herido fue hospitalizado y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para extraerle los balines.