El pasado lunes, desde el Club Mitre confirmaron que el defensor Rubén Zamponi y del delantero Ezequiel Cérica dieron positivo en sus test de coronavirus. A partir de lo cual, desde San Martín de Tucumán, con quien habían disputado la tercera fecha de la Primera Nacional un día antes, enviaron un reclamo a la Asociación del Fútbol Argentino a fin de que intervengan en la situación a la que consideraron de “extrema gravedad”.

De acuerdo a lo comunicado desde el Aurinegro, los dos jugadores dieron negativo en la previa del encuentro ante el “Santo Tucumano”.

Debido al diagnóstico de ambos futbolistas, se aislaron a varios jugadores del plantel y se les realizarán testeos a todos para descartar otros contagios. La semana pasada se había confirmado el positivo para Covid-19 del arquero Fernando Pellegrino.

Sin embargo, desde Tucumán consideran que hubo irregularidades en cuanto a la inclusión en el partido del domingo de Zamponi y Cérica, por lo que en el documento expresan que, “no se cumplió por parte de Mitre lo expresamente dispuesto el Protocolo Sanitario de Competencias de AFA, en especial efectuar los testeos de los componentes de la delegación afectada al partido con un periodo entre 48 y 72 hs previas. Además, si se informó que en la plataforma correspondiente que ambos futbolistas fueron testeados, ello es inexacto y no condice con la realidad de los hechos”.

Además, calificaron a la situación como de “extrema gravedad” ya que “pone en riesgo al personal del club, así como a los trabajadores que entraron en contacto con la delegación de Mitre en la concentración”.

Comunicado oficial de San Martín de Tucumán.