Central Córdoba no tuvo un buen inicio en la Copa de la Liga. Cayó como local en el Alfredo Terrera ante Colón por un duro 3 a 0, quizá demasiado amplio para lo que fue el desarrollo del juego pero contundente y un llamado de atención para lo que fue el inicio oficial de la segunda etapa de Gustavo Coleoni al frente del “Ferroviario”.

Esta noche, el conjunto de Barrio Oeste buscará dar vuelta de página cuando se mida frente a Atlético Tucumán en el “Jardín de la República” en lo que será el clásico interzonal de la segunda fecha del certamen.

En la previa, el “Sapito” Coleoni analizó el encuentro y como llega el “Ferro” a este partido en diálogo con el programa radial Fuera de Control.

“Más allá de algunos cambios o impronta que le ponga el entrenador nuevo, Atlético Tucumán tiene una marca registrada, es un equipo duro e incómodo”, sostuvo Coleoni sobre el rival de esta tarde. Además aseguró que, “Atlético Tucumán hace mucho tiempo dejó de ser un equipo chico, es difícil y complicado. Hay que respetarlo”.

La conformación del nuevo plantel del conjunto santiagueño fue bastante complicada e inclusive, el entrenador destacó la llegada a último momento de tres de los seis refuerzo que habían solicitado para la presente temporada, con lo cual el equipo se encuentra en pleno proceso de adaptación.

Somos consientes de que es un proceso largo, en junio no se define nada. Jugamos un torneo con ocho equipos emergentes que están peleando otra cosa y eso se resuelve en diciembre”, aseveró el entrenador con relación a la actualidad de Central y los objetivos que deben plantearse para mantener la categoría.

Para finalizar, Coleoni destacó la importancia de los equipos tucumanos y destacó su trabajo como entrenador en los clubes del interior: “Siempre he estado cerca de los dos equipos (Atlético Tucumán y San Martín). Le darían un salto de calidad a mi carrera seguramente. Soy un entrenador que se acomoda mucho más fácil a los equipos emergentes o grandes del interior”.