Este martes habrá una reunión clave en la sede del ministerio de Trabajo de la provincia, entre la Unión Tranviaria Automor, el gremio que nuclea a los choferes, y la empresa ERSA, para intentar llegar a un acuerdo y que se levante el paro por tiempo indeterminado, que afecta a miles de santiagueños.

La medida de fuerza llevada  a cabo por los trabajadores, se debe a la deuda que mantiene ERSA con ellos, ya que no le abonó la compensación acordada para el 22 de diciembre. José María Coronel, secretario de Finanzas de UTA, habló sobre esta situación.

"La empresa (Ersa) no hizo ninguna oferta de pago, pensábamos que hasta la tarde (de ayer) iba a haber alguna novedad, pero no hubo ningún tipo de acercamiento para solucionar lo que nos adeudan", remarcó.

"La empresa está con una total intransigencia y por lo tanto, el subsecretario Assef dictó la conciliación obligatoria para los dos partes. Pero si Ersa no nos paga, no vamos a levantar la medida", advirtió el dirigente gremial.

Walter Assef, subsecretario de Trabajo de la provincia, afirmó que si no acatan la conciliación obligatoria, deberán atenerse a las consecuencias. "Tanto para la UTA como para Ersa, y ambos deben acatar. Si no se cumple, tendremos los mecanismos legales para intimar a que restablezcan el servicio, sino serán pasibles de las sanciones que corresponden", exclamó en diálogo con El Liberal.