Con esta proclama se erigió a la provincia como uno de los estados federados de la actual República Argentina, con gobierno propio y autonomía plena.


Este 27 de abril de 2020 se celebran los 200 años de la Declaración de la Autonomía Provincial de Santiago del Estero. Se trata de un hecho clave en la historia de la provincia. El punto de partida de la configuración de la identidad de los santiagueños.

En este breve resumen queremos contarte como se llegó a realizar este hito de la historia provincial.

Con la conformación del Virreinato del Río de la Plata, se crearon las Intendencias, entre ellas la de Salta del Tucumán que incluía a Santiago del Estero. Este régimen se mantuvo hasta 1814 cuando, por decreto del Director Supremo Posadas, una nueva subdivisión vino a colocar a Santiago bajo la jurisdicción de Tucumán

​Esta dependencia, provocó los intentos revolucionarios de 1815 y 1816 encabezados por el caudillo Juan Francisco Borges. Si bien estas revoluciones fueron sofocadas y Borges fusilado al año siguiente, los hechos demostraron que el caudillo fue un líder revolucionario, al que hubo que matar para hacerlo callar.

Juan Francisco Borges.

El continuador de este ideal de autonomía fue Juan Felipe Ibarra. El militar y caudillo se enfrentó al gobernador tucumano Bernabé Aráoz que pretendía conformar la República de Tucumán. 

Ibarra, marchó desde el Fuerte de Abipones hacia la capital santiagueña y, en los alrededores del Convento de Santo Domingo, se produjo el combate con el consecuente triunfo de las huestes ibarrianas. Y así, “el viernes Santo de 1820 mientras Jesús agonizaba en la Cruz, Santiago del Estero nacía como provincia autónoma, consumándose el proceso de liberación en que había sucumbido Borges tres años antes”, describió en historiador Orestes Di Lullo.

Juan Felipe Ibarra.

La Declaración de la Autonomía, de manera formal fue el 27 de Abril y es reconocida por Tucumán un año después con la firma del Tratado de Vinará.

Santiago del Estero fue protagonista al interpretar los anhelos que el pueblo argentino ya comenzaba a manifestar: la organización de un Gobierno Federal, ya que la emergencia de las soberanías locales fue la respuesta de los pueblos del interior a las pretensiones centralistas de Buenos Aires en aquella convulsionada etapa de la historia Argentina. Las provincias, no surgieron como parte constitutivas de un estado central sino como Estados Soberanos, autónomos, con un nuevo régimen representativo.




Comentarios