El gobierno de Santiago del Estero informó que se cerraron todos los pasos que conectan a la "Madre de Ciudades" con las provincias vecinas. De manera que los santiagueños que no estén en la provincia, no podrán volver hasta que se decida la finalización de la cuarentena.

No se recibirá a comprovincianos y el aislamiento social preventivo y obligatorio dictado por el gobierno nacional lo deberán cumplir en el lugar en que se encuentren.

La medida fue adoptada con el objetivo de frenar la circulación de gente y evitar que la pandemia del coronavirus pueda extenderse en el territorio nacional y provincial.

Además, las autoridades solicitaron a la comunidad que se cumpla con el aislamiento obligatorio en su lugar de recidencia y que se limite al máximo las posibles salidas del hogar.

La policía de la provincia ya se encuentra haciendo cumplir la orden emitida y cerraron todas las conexiones con las otras provincias.