Además se encuentran planificando un modelo de respirador artificial para colaborar en la prevención del coronavirus.


En tiempos de pandemia, la solidaridad a sido uno de los protocolos que se han activado en toda la sociedad argentina. La gente busca la forma de colaborar con quienes se encuentran expuestos al virus.

De esta manera, en la localidad santiagueña de Añatuya, en la Escuela Técnica Nº 4 los docentes se pusieron al servicio de la emergencia sanitaria y comenzaron a fabricar barbijos profesionales para proporcionar a los trabajadores de la salud y colaborar con la comunidad.

Para mantener el aislamiento social obligatorio, las dos maquinas de impresiones 3D con las que cuenta el establecimiento fueron llevadas a la casa de uno de los profesores quien es el que se encarga de realizarlos, pese a que todos los docentes se encuentran en permanente contacto colaborando con la noble causa.

Barbijos realizados en impresiones 3D.

Además del conocimiento de los profesionales ha sido importante en este proyecto solidario las donaciones de comercios y el aporte médico de algunos profesionales, a partir de lo cual se pudo comenzar a trabajar en el diseño y construcción de respiradores artificiales.

​”La iniciativa surgió a raíz de comunicaciones con otras instituciones similares, en las que nos contaron su forma de trabajo y la necesidad que como institución tenemos de aportar algo a la comunidad, para lo cual nuestros profesores pusieron la mejor de las voluntades y comenzamos a solicitar los drivers para poder hacer una réplica y comenzar a trabajar con las dos impresoras 3D con que cuenta nuestro establecimiento”, comentó el rector del establecimiento Prof. Víctor Hugo Juárez a Nuevo Diario.




Comentarios