Encontraron el cuerpo de un pescador que había desaparecido en aguas del río Dulce. Fue hallado por los efectivos del Grupo Especial de Rescate (GER) de la policía de Santiago del Estero, y las pericias indicaron que murió ahogado, informaron fuentes judiciales.

El cuerpo de Andrés Altamiranda, de 55 años, oriundo del paraje El Mistol, fue rescatado esta mañana a 5 kilómetros del lugar donde había desaparecido.

Tras las pericias realizadas por personal de Sanidad Policial, se indicó que el pescador murió "ahogado por asfixia por inmersión", tras caer ayer al río cuando estaba pescando con un grupo de amigos.

La Justicia dispuso que el cuerpo sea sometido a una autopsia en la morgue judicial, que funciona en el Hospital Independencia de la capital provincial.