En estos días trascendió que para el proyecto de obra de la nueva Terminal de Ómnibus de Santa Rosa, el Ministerio de Obras Públicas de La Pampa contrató, a través del Consejo Federal de Inversiones (CFI), a un estudio de arquitectos de la ciudad de Buenos Aires.

La decisión provocó un profundo malestar entre los arquitectos pampeanos ya que, habiendo trabajado varios de ellos junto a la Municipalidad de Santa Rosa en la evaluación la localización de la obra, y teniendo la palabra de las autoridades de que se realizaría un concurso de anteproyectos, optaron por contratar un estudio de afuera de la provincia.

Según fuentes oficiales citadas por El Diario, la decisión de avanzar sin hacer el concurso fue para evitar la demora, calculada en mas de un año, que hubiera significado cumplir los plazos que un proceso de ese tipo demanda. En una ronda de consulta de precios, los principales estudios de arquitectura del país estimaron un costo de entre 12 y 15 millones de pesos para un contrato para el diseño del proyecto.

Nación aseguró los fondos para este año y no podíamos dejar que se fuera el año sin licitar. Esta fue la razón. Por supuesto que se analizó el tema y cuando lo discutimos sabíamos que se podía generar algún malestar, pero se optó por avanzar rápido para no perder los fondos”, explicaron esas fuentes.

Después que los profesionales provinciales expresaran por diferentes vías el malestar y descontento que la novedad les había provocado, el Colegio de Arquitectos de La Pampa difundió una nota formal a cada matriculado afiliado donde se compromete a pedir explicaciones al Gobierno por la decisión.

En rojo, la localización propuesta para la nueva Terminal de Ómnibus de Santa Rosa (Google Maps)

“Como institución colegiada que brega por el ejercicio profesional de nuestros colegas, expresamos nuestra sorpresa y oposición a esa decisión, teniendo en cuenta que fue difundido por diferentes medios a principio del mes de abril que el proyecto iba a realizarse por concurso de Anteproyectos”, dice la nota.

“Desde nuestra creación, hemos aportado nuestro trabajo en pos del desarrollo en los diferentes municipios de la provincia, como lo hicimos en 2018 en la organización del concurso de Anteproyectos del Edificio Judicial de General Pico, y en este tema de la Terminal, nuestros colegas participaron analizando, debatiendo e informando sobre las opciones de localización más adecuadas en su momento, cuando les fueran requeridas por la Municipalidad de Santa Rosa”, agrega el comunicado.

El Directorio del Colegio de Arquitectos de La Pampa, en representación de toda/os matriculadas/os de la provincia, no va avalar esta modalidad de contratación directa para realización de proyectos en nuestra provincia cuando se destinan fondos públicos, y realizará las gestiones necesarias para impedir que se avance. Es una manifestación unánime de pretender una organización de sistema de concursos, ya que de esta manera se garantiza igualdad de oportunidades, transparencia, eficiencia y sustentabilidad, y en esta mirada que sostenemos, somos apoyados por otras entidades de arquitectos del país y por la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos”, manifiestan.

Por último, puntualizan que “queremos hacerles saber que realizaremos nuestro reclamo y comunicaremos el malestar que sentimos como institución por esta decisión tomada, y la decepción de que los temas urbanos resueltos de esta manera no incluyan a nuestros profesionales matriculados”, concluye el texto.