Unos estudiantes de Castex, La Pampa, notaron que el aula donde diariamente asistían para aprender no estaba en condiciones para desarrollar las clases de forma correspondiente. Por este motivo, de forma voluntaria se propusieron arreglarlo.

Se trata de Brian Arrieta y Tomás Golugovich Cuadrado, dos alumnos del colegio Licenciado Hugo Peinetti, quienes se comprometieron a mejorar y pintar las instalaciones. Ambos pampeanos cursan el cuarto año del secundario.

Luego de que las autoridades aprobaran la idea, con ayuda de unas profesoras armaron el proyecto de trabajo. Durante la clase de matemática, hicieron los cálculos de las dimensiones que se van a intervenir, cantidad de materiales necesarios y los costos totales.

Una vez arreglada el aula, con la profesora de Arte definieron el diseño que harán encima junto al resto de los compañeros. Asimismo, con la docente de Lengua armaron el boceto, según informó La Arena.

Dos estudiantes de La Pampa se propusieron arreglar ellos mismos su aula. Foto: La Arena

Silvana Moreno, directora de la escuela, comentó: “Transitamos una escolaridad con múltiples acciones donde están incluidas todas las habilidades (de los alumnos), porque habitar la escuela va más allá de aprender historia, geografía y lengua. Pasamos muchas horas diarias en la escuela y está bueno crear un medio ambiente donde estemos cómodos”.

En este sentido, admitió que aumentó el número de estudiantes que asisten al colegio, logrando que falten espacios físicos. Aún así, pueden sostener a todas las divisiones de momento.

“Ese curso de cuarto año primera división habita un espacio que fue rediseñado, porque el aula tuvo que ser acortado para hacer un pasillo que permita a los alumnos salir al patio exterior que está muy lindo y lo usamos mucho”, explicó.

Dos estudiantes de Eduardo Castex se propusieron arreglar ellos mismos su aula. Foto: Vía Jujuy

Luego agregó: “Esa división se hizo de durlock y en la parte exterior se hizo una intervención, pero en la parte interior los trabajos realmente se tenían que aggiornar porque había una pared rajada, y los alumnos nos sorprendieron con una propuesta para mejorar el aula”.

Brian y Tomás quedaron en que por la mañana concurren a clases, y por la tarde realizan los trabajos en su aula. El vicedirector, Ariel Sclarandis, aportó las placas de durlock que reemplazaron las dañadas. Los adolescentes lijaron y pintaron la base. De esta manera, solo queda pintarla.