Un vecino de la localidad de General Acha, que estaba aislado preventivamente por ser contacto estrecho de un familiar positivo de coronavirus, tuvo que ser obligado por la policía a cumplir la medida ya que en un mismo día se escapó dos veces a diferentes bares de la ciudad.

El hombre, de 59 años, fue visto el viernes por la mañana en un bar de la zona oeste y los vecinos, conociendo su situación, le pidieron a la policía que fuera al lugar para obligarlo a hacer el aislamiento dado que se negaba a cumplir con la medida sanitaria impuesta por personal de Epidemiología.

De esa manera compulsiva se volvió a su domicilio pero, posteriormente, al anochecer, volvió a salir de la casa y fue a otro bar ubicado en la zona céntrica, según informó el portal Noticias del Sur Online.

Por segunda vez en el día, la policía tuvo que obligarlo a volver y a cumplir la medida de aislamiento, pero además se lo notificó del inicio de una causa penal por incumplir los artículos 205 y 239 del Código Penal.