Este viernes, apenas después de las 13 horas, el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, confirmó la adhesión al confinamiento total por 9 días anunciado en la noche del jueves por el presidente Alberto Fernández, para frenar los contagios de coronavirus.

En una conferencia de prensa realizada desde la Casa de Gobierno en la que estuvo acompañado por el ministro de Salud, Mario Kohan, y la directora de Epidemiología, Ana Bertone, Ziliotto anunció que la provincia regresa a Fase Uno desde este sábado 22 hasta, al menos, el domingo 30.

Estamos en un estado de extrema gravedad sanitaria, con el complemento adicional de las nuevas cepas que traen mayor contagiosidad”, dijo el gobernador. “En virtud de esa situación y en línea con lo que plantean el presidente y las autoridades de las provincias, vamos a seguir profundizando medidas”, explicó.

El gobernador estuvo acompañado por el ministro de Salud y la directora de Epidemiología (El Diario)

Recordando que “nunca descartamos tomar medidas adicionales”, dijo que “el objetivo es bajar la circulación al mínimo posible con un fuerte control y prohibición de actividades sociales.

Según lo dispuesto, desde este sábado y hasta el domingo 30 inclusive, se aplicarán los nuevos horarios de circulación, que serán de 6 a 18 horas, con la restricción total de circulación de 18 a 6 horas, exceptuando, como siempre, al personal de actividades esenciales.

En estos nueve días, quedan suspendidas las actividades sociales, económicas, educativas, religiosas y deportivas en forma presencial, pudiendo funcionar entre las 6 y las 18 los comercios de proximidad, tal como lo dispuso el Gobierno nacional.

La Pampa vuelve a Fase Uno (El Diario)

El expendio de combustibles funcionará las 24 horas, pero no la actividades anexas de las estaciones de servicios. Se habilita el sistema de delivery de farmacias durante todo el día, y de gastronomía, hasta las 22 horas. En el horario permitido, se habilitará la venta online con reparto a domicilio, mientras que los bancos funcionarán como hasta ahora, con el sistema de turnos.

“Hay que aclarar que es un período de nueve días, de los cuales solo hay tres días hábiles. Achicar la circulación de las personas en general es la idea, no los servicios esenciales”, expresó el gobernador. “Sabemos que para los municipios son tiempos difíciles, hemos decidido hacer un refuerzo en las partidas presupuestarias destinadas a alimentos”, agregó.

“En cuanto a los inconvenientes que trae esto, el miércoles anunciaremos nuevas medidas económicas generales y particulares para los sectores en los que pega de lleno y casi les elimina la posibilidad de trabajar”, adelantó.