La medida fue acordada entre la Secretaría de Trabajo y los propietarios, y entrará en vigencia en diez días.


Después de una reunión concretada entre el secretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, con los empresarios y responsables de peloteros y salones de fiestas infantiles, el Gobierno provincial decidió habilitar el funcionamiento de estos lugares luego de que se autoricen los protocolos.

“Vamos a trabajar en los protocolos para que estén habilitados a partir del 9 de octubre”, le dijo Pedehontaá a Diario Textual. Por su parte, Cecilia Moya, una de las propietarias, celebró la medida, anunciando que “reabrimos las puertas en diez días”.

Marcelo Pedehontaá (Zonal Noticias)

“Nos dieron la autorización. Nos habilitan con un protocolo con un máximo de 25 personas, que incluye a niños de los cumpleaños, a los padres y al personal. Pedirán el permiso a Nación pero ya tenemos el okey”, dijo otro de los que participó en la reunión.

Después de siete meses de inactividad y de haber reclamado la autorización de las aperturas ante autoridades municipales y provinciales, unos 10 emprendimientos cerraron sus puertas y la gran mayoría están endeudados ante la imposibilidad de afrontar los costos fijos como el alquiler, por lo que la inminente apertura fue celebrada por el sector.




Comentarios