Se juntaron a cenar el Día del Amigo fuera del horario permitido y entre los presentes había un positivo de coronavirus.


Un empresario ganadero de General Acha se contagió de coronavirus, presuntamente, en un campo de la localidad de Pellegrini, en la provincia de Buenos Aires, el 19 de julio, y luego mantuvo reuniones empresariales, familiares y sociales en General Acha y Santa Rosa.

Al detectarse el contagio del empresario, de apellido Ruiz según Noticias del Sur, la investigación epidemiológica para determinar contactos estrechos produjo que el hombre aportara los nombres de quienes habían estado con él durante esos días.

Así surgió que estuvo en Santa Rosa, en la noche del lunes 20 de julio, compartiendo un asado con otras personas fuera del horario permitido, entre las que estaba un funcionario del Gobierno de La Pampa, un fiscal y dos jueces.

El funcionario era el coordinador de la Planta Automotor del Ministerio de Salud, Pedro Arcuri, de General Acha, que este lunes fue echado del cargo al trascender que había estado en el encuentro violando los protocolos.

Pedro Arcuri fue echado del Gobierno (Noticias del Sur)

Otro integrante del Gobierno provincial se presentó, en la tarde de este lunes, ante la fiscalía de turno y puso a disposición la lista de los participantes a dicho encuentro social con el objetivo de que se investigue la posible comisión de un delito ante la presunta violación de los protocolos Covid-19 vigentes.

En la lista figuran el fiscal general de Santa Rosa, Guillermo Sancho, el juez del Tribunal de Impugnación Penal, Pablo Balaguer y el juez contravencional Miguel Vagge, quienes corren el riesgo de ser desplazados de sus cargos si se comprueba la denuncia penal.

Paradójicamente, el fiscal Sancho ha impulsado, junto a su equipo de fiscales, decenas de denuncias penales por violaciones a la cuarentena, y la circunstancia del asado compartido el Día del Amigo lo pone del otro lado del mostrador.

Todos los involucrados ya fueron aislados preventivamente y no tienen síntomas, pero deben aguardar al menos dos semanas en esa situación, mientras el fiscal Máximo Paulucci abre una investigación penal para averiguar si hubo delito.




Comentarios