"Me mandé la cagada. Le quise hacer una joda y le pegué el tiro", dijo el homicida.


Néstor Félix Hirtz, un hombre de 66 años oriundo de Quehué, en La Pampa, le disparó un tiro a Tomás Echegaray, de 26 años y nacido en Tapalqué, provincia de Buenos Aires, quien era amigo de su hijo, cuando aparentemente quiso hacerle una broma y rociarlo con un spray que tenía alcohol, y al confundirse de mano, gatilló.

La tragedia ocurrió en la misma localidad de Tapalqué donde la familia Hirtz tiene una casa, a la que concurrió Echegaray junto a un amigo a encontrarse con otro amigo, el hijo de Néstor, y fue recibido por este último quien le efectuó un disparo con un revólver Magnum calibre 44.

La bala ingresó a la altura de su abdomen y salió por la espalda luego de atravesar el hígado y la columna vertebral, tal como lo comprobó la autopsia. El proyectil impactó, luego, en el vehículo en el que llegaron.

Tomás Echegaray (La Voz)

El hijo de quien efectuó el disparo trasladó a su amigo en una camioneta al hospital del municipio, donde lo recibieron y de inmediato ordenaron derivarlo al Hospital Pintos de Azul para tratarlo por la gravedad de sus heridas, pero murió en la ambulancia.

El propio hijo de Néstor Hirtz contó lo sucedido a la policía cuando llegaron al centro de salud y su amigo ingresaba en la Sala de Emergencias, antes de ser trasladado a Azul.

Mas tarde, también se presentó en el hospital el autor del disparo donde confesó el asesinato: “Me mandé la cagada. Le quise hacer una joda y le pegué el tiro”, dijo, según publicó Infobae, y los policías procedieron a su aprehensión.

La sede policial en Tapalqué (Infobae)

Hirtz quedó privado de su libertad en la sede de la Policía Comunal de Tapalqué e imputado en una causa caratulada como “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego con dolo eventual”, cuyo expediente está radicado en la Unidad Funcional de Instrucción N° 1, a cargo del fiscal Marcelo Fernández en los Tribunales de Azul.

La principal sospecha de los investigadores es que al hombre efectivamente se le escapó el tiro cuando quiso hacerle una broma, pero “por una cuestión de norma procesal, tuvimos que ir por la figura más grave posible”, explicó Marcelo Sobrino, fiscal general de Azul, en diálogo con TN.

Néstor Hirtz está radicado hace tiempo en la zona de Tapalqué y tiene actualmente familiares en General Acha, Victorica y otras localidades del oeste pampeano. El joven Echegaray era futbolista, hijo de un reconocido veterinario de la zona y hermano de Juan Echegaray, presidente del bloque de concejales de Juntos por el Cambio.




Comentarios