Los despedidos fueron notificados luego de realizar una panfleteada frente al edificio municipal.


Como parte de una medida de fuerza iniciada el pasado 10 de junio, los trabajadores de la Planta de Reciclado de Eduardo Castex realizaron este martes una panfleteada con críticas a la intendenta de la localidad, Mónica Curutchet, al cabo de la cual tres empleados precarizados recibieron una carta documento notificándolos del despido.

La medida de fuerza había sido iniciada porque las autoridades municipales los reubicaron, pero no les garantizaron que volverían a sus puestos laborales.

En la tarde y luego de la panfleteada, Julio Arias, Miguel Quiroga y Ezequiel Bazán recibieron la carta documento en la que se detalla que quedaban “despedidos con justa causa” y con la liquidación final a disposición en la Secretaría de Finanzas municipal.

El texto indica que el lunes 8 se les informó dónde debían presentarse (el miércoles 10) a trabajar, dado que por resolución 214/2020 se resolvió la reubicación, y que los trabajadores no se presentaron “a cumplir la tarea encomendada”.

La protesta de los trabajadores frente a la Municipalidad (Radiodon)

Dice además que por el contrario, procedió “en su lugar a la toma ilegal de la Planta de Reciclado de Residuos Domiciliarios municipal, dando lugar a una causa judicial que se tramita en la Fiscalía Temática contra la Propiedad a cargo de la doctora Leticia Pordomingo, donde se constató su presencia ilegal en el lugar”.

Por último, la carta documento dice que las ausencias a los puestos laborales “implican la inobservancia de las obligaciones que le son propias y constituyen una injuria que por su gravedad no permite la prosecución de la relación laboral, por lo tanto hago saber que queda despedido con justa causa”.

Los trabajadores, por su parte, dijeron que “están aplicando mano dura. Es una administración macrista. Nos despiden por protestar. Muchos de los que estamos protestando vamos camino a quedarnos sin trabajo”, según indica Radiodon.

La decisión de la intendencia se da en momentos en los que está vigente un decreto presidencial para impedir el despido de los trabajadores en medio de la crisis sanitaria y económica que atraviesa el país por la pandemia de la Covid 19, sumado a que la recolección de residuos y reciclado es considerada una actividad esencial.




Comentarios