El aislamiento social obligatorio está afectando a muchas actividades, y también al funcionamiento de distintas organizaciones sociales que ayudan a vecinos de Santa Rosa, tal es el caso del merendero y comedor de la Fundación "Vida para la ciudad", perteneciente a la Iglesia Evangélica Bautista.

El merendero, que funciona desde hace casi diez años en la calle Raúl B. Díaz 3.356, se vio obligado a modificar las formas de atender a las familias y a los niños que se acercan normalmente.

En la cuarentena hay entre 4 y 5 personas cocinando (Facebook)

Alicia, una de sus integrantes, le explicó a Vía Santa Rosa que "por lo general son seis u ocho personas las que van a cocinar, pero ahora están yendo cuatro, cinco como máximo. Se tiene preparada la vianda justo para las 12 horas y viene una persona adulta por familia a retirarla".

El comedor se organiza en cinco equipos de cocina que se encargan de los menús para cada domingo. Alicia detalla que cada uno tiene un menú fijo que puede cambiar por alguna donación o por la estación.

Se reparten viandas entre 15 o 20 familias (Facebook)

"Por lo general es hamburguesas con puré mixto, milanesas con puré, lasagna, pizza en el verano y pastel de papa en invierno, y un grupo hace pollo con arroz o puré. A su vez, las viandas son acompañadas con bolsas de facturas donadas por distintas panaderías y con frutas donadas por una verdulería", explica.

Ya llevan tres domingos trabajando de esta forma y las viandas varían según la cantidad de niños que estén en la familia, de tres a cinco viandas. Además, cuenta que como no están funcionando como merendero para evitar que se junte la gente, "les estamos dando un litro o dos de leche por familia, según la cantidad de nenes que haya en la casa, que es donada por la organización Un Litro de Leche por Mes", dice.

Hay cadetes que recogen gratis las donaciones (Facebook)

"La gente que va a buscar la vianda es la del comedor, no se ha agregado otra gente que no estaba asistiendo. Estamos hablando de entre 30 y 40 chicos y de 15 a 20 familias, aproximadamente", puntualiza Alicia.

La Fundación "Vida para la ciudad" no recibe ningún tipo de ayuda gubernamental. Colaboran con las donaciones familias que son de la Iglesia como también otras que no pertenecen. En estos días, para evitar que los donantes salgan de sus casas, preparan cajas que son recogidas por cadetes que trabajan sin cargo para el comedor.