Junto a ella, otras 123 obras de todo el país fueron incorporadas al patrimonio nacional.


Mediante un decreto, el Gobierno nacional declaró Monumento Histórico Nacional a 124 obras distribuidas en varias provincias del país, lo que significa que no podrán ser destruidas, relocalizadas, vendidas o restauradas sin una consulta a la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos.

Dentro de esa lista, está el Monumento a John Fitzgerald Kennedy, realizado por el artista uruguayo Lincoln Presno y situado en la Ruta Provincial N° 1, en proximidades del acceso a Quemú Quemú, al noreste de La Pampa.

En la lista figura el Obelisco de Buenos Aires (Clarín)

La lista de las 124 obras, en la que figura nada menos que el Obelisco de Buenos Aires, incluye monumentos y homenajes a próceres y obras simbólicas, como los Lobos Marinos en Mar del Plata o El Gaucho Resero, en el barrio porteño de Mataderos.

El Monumento a Kennedy, inaugurado el 29 de Mayo de 1967, es una obra del arte brutalista y fue realizado en hormigón expuesto. El ideólogo y mentor de este memorial conmemorativo fue el profesor en Filosofía y Letras Fernando Mariano Demaría Madero, oriundo de Quemú Quemú.

El monumento a Kennedy tiene 42 metros de altura (Youtube)

Tiene 42 metros de altura que significan el ascenso de la vida y la carrera presidencial de Kennedy. Cuenta con dos pilares laterales que representan la vida y la muerte, las cuales confluyen en un punto.

El prisma horizontal denota la vida en ascenso truncada por la prematura muerte de Kennedy. En la parte superior y solo visible desde el cielo, se lee: “Ave María”. El armado y construcción de la estructura estuvo a cargo de Martiniano Raúl Alvarez Varas.




Comentarios