Ocurrió en el Barrio Néstor Kirchner cuando unas diez personas reaccionaron contra tres agresores y les dieron una paliza.


En la madrugada de este sábado, una mujer de unos 60 años junto a una amiga de 35 y un hombre de 30, se dirigieron en un Chevrolet Corsa hacia la casa de un hombre al que acusan de haber asesinado al hijo de una de ellas.

Al llegar a una vivienda ubicada en la calle Andreotti al 1800, del Barrio Néstor Kirchner, “los agresores descendieron del vehículo y comenzaron a empujar un tapial de la casa, que se vino abajo“, relataron fuentes policiales a La Arena.

Pero detrás del tapial caído surgieron unas diez personas que estaban celebrando una fiesta y atacaron a las mujeres y al hombre con palos, piedras y cuchillos hasta que consiguieron subirse al auto y escapar.

La policía encontró el auto, gracias a llamado de un vecino, cruzado en la esquina de las calles Sergio López y María del Carmen Campo, con los vidrios totalmente destrozados y a las mujeres con diversas heridas y “en evidente estado de ebriedad”, según el relato.

La mujer mayor no quiso ser atendida por el Servicio de Emergencias Médicas y se fue caminando a su casa, aunque la otra mujer fue llevada al Hospital Lucio Molas con “una lesión punzante profunda en la zona lumbar izquierda, que le perforó el intestino delgado, el grueso y el colon, pero tras ser intervenida quirúrgicamente quedó fuera de peligro”, informaron.

El tercer ocupante fue hallado horas después en su casa particular y el hombre de la vivienda violentada dijo que actuó en defensa propia y que no iba a hacer la denuncia, de modo que nadie fue imputado de ningún delito. El vehículo fue secuestrado porque no poseía la documentación.




Comentarios