Un cartel ubicado en la vereda del local de comidas rápidas Subway anuncia "los últimos días" de la franquicia, que había inaugurado el local de la calle Avellaneda, frente a la Plaza San Martín, en 2016.

La franquicia de Santa Rosa es mantenida por el empresario piquense Nicolás Botti, quien aseguró que el principal motivo del cierre es el elevado costo mensual que debe abonar a la empresa Subway.

Dijo, además, que en el mismo local abrirá en agosto el bar "Capitano Craft and Coffe", replicando un negocio que tiene actualmente en General Pico, y que no habrá despidos porque el nuevo emprendimiento contratará a los diez empleados que hoy trabajan allí.

Subway es una cadena de franquicias que arribó a la Argentina en 2004 y es la mas grande del mundo con unos 44 mil negocios en mas de 110 países, superando incluso a Mac Donald's, su competidora a nivel global, aunque en los últimos años han cerrado muchos locales en varios países.