La Dirección General de Estadística y Censos dependiente del Ministerio de la Producción está desarrollando la Encuesta Anual de Hogares Urbanos, que indaga las mismas temáticas que la Encuesta Permanente de Hogares, que se lleva a cabo desde el año 2003.

A diferencia de esta última, la muestra de la Encuesta incorpora el relevamiento de viviendas particulares pertenecientes a localidades o ciudades de mas de 2.000 habitantes de todas las provincias, a excepción de Tierra del Fuego y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Se realiza todos los terceros trimestres y los resultados permiten contar con información referida al total de la población urbana tanto a nivel nacional como provincial. Se basa en una muestra probabilística, estratificada y polietápica, que incluye las viviendas seleccionadas para el operativo de la Encuesta Permanente de Hogares.

El tamaño de la muestra es de aproximadamente 46.000 viviendas y el conjunto de hogares a encuestar, o panel de respondentes, se renueva periódicamente. La forma en que se produce esta renovación se denomina "esquema de rotación".

"En La Pampa, la consulta alcanzará a 660 viviendas en un universo de 10 localidades, General Pico, Eduardo Castex, General Acha, Macachín, 25 de Mayo, Ingeniero Luiggi, Realicó, Rancul, Catriló y Colonia Barón. El equipo de trabajo está integrado por dos supervisoras para las zonas Centro-sur y Norte, y 8 encuestadores de campo", expresó Laura Biasotti, la titular de la Dirección General de Estadistica y Censos.

Mediante la encuesta, se obtiene información sobre las características de la vivienda, condiciones de hábitat, servicios e infraestructura, características demográficas básicas, educación, migraciones, inserción laboral, ingresos, estrategias de manutención del hogar y organización del mismo. El objetivo central es caracterizar la situación social de los individuos y las familias teniendo en cuenta las modalidades de su inserción en la estructura económico social del país.

"La encuesta es en formato papel, es anónima y la información proporcionada a los encuestadores, que trabajan con una identificación proporcionada por esta Dirección, está protegida por la Ley 17.622 de secreto estadístico y la gente tiene la obligación de responder, aunque siempre apelamos a la buena voluntad", precisó Biasotti.