La institución educativa da un paso adelante para poder incluir y contener a las personas trans.


Ya están funcionando los sanitarios mixtos en la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), proyecto que fue aprobado el pasado mes de marzo por el Consejo Superior de la Universidad. Como explicó el Ingeniero Jorge Luis Amigone, secretario de Coordinación y Planeamiento de la Universidad, “se aprobó la Resolución 64, en la cual se promueve la instalación de baños sin distinción de sexo en todos los edificios de la Universidad”.

La iniciativa tomó impulso y se inauguró a pocos días de finalizar el mes de mayo, cuando se realizó la colocación de las nuevas cartelerías en los sanitarios. Ante éste acontecimiento, la consejera universitaria por el claustro estudiantil Marianela Pfund, argumentó que “la Universidad, como institución pública, tenía que generar los mecanismos necesarios para poder incluir y generar los cambios institucionales para poder contener a las personas trans“.

Con esta iniciativa, los consejeros suman un objetivo cumplido más en sus gestiones. Cabe recordar que en estos últimos años, lograron también el reconocimiento en distintas legislaciones sobre género, como las leyes de Educación Sexual Integral (ESI), Matrimonio Igualitario, Identidad de Género y el cupo laboral Trans.

Baños mixtos (Vía Santa Rosa)

Momentáneamente, los nuevos sanitarios funcionan donde hay baños de discapacitados, ya que se permitió que sean utilizados, también, como sanitarios sin distinción de género. Y en los lugares donde no se cuenta con baños de discapacitados pero sí con sanitarios de uso unipersonal, cambiarán la cartelería actual por una sin distinción genérica.

De todos modos, no todo es positivo ante esta reforma, ya que tiene como obstáculo importante el código de edificación de las dos ciudades pampeanas donde tiene sede la Universidad, Santa Rosa y General Pico, que prevé “la instalación de baños de hombres, mujeres y discapacitados. Para futuras construcciones nosotros no podríamos apartarnos de esa normativa porque, en definitiva, la autorización para la construcción tiene que ser visada y pasada por las municipalidades, y ahí es donde podríamos llegar a tener algún tipo de inconveniente”, comentó Amigone.

Aún así, la consejera Pfund remarcó que será de esta forma “hasta que se modifique dicha normativa”. Además, adelantó que “se está avanzando en un futuro proyecto para cambiar”, (en referencia al código de edificación).




Comentarios