En el marco de una reunión de gabinete ampliado, el gobernador Omar Perotti anticipó que Santa Fe “ingresará a una fase de consolidación” de las políticas de seguridad. De esta manera ratificó el plan de gestión a poco más de una semana de la renuncia de Marcelo Sain como ministro a cargo de dicha área.

El rafaelino afirmó este sábado que el Estado tendrá “presencia concreta con más policías, más equipamiento y más móviles” en las calles. Por otra parte, destacó que la Casa Gris apuesta a la “inclusión social” y la “generación de trabajo” como otras herramientas para frenar la violencia y los delitos.

Se trata de una mirada integral con mayor control, pero también con nuevas oportunidades para todos y todas”, subrayó el ex senador nacional durante el cónclave con integrantes del Ejecutivo provincial.

Lejos de plantear un cambio de rumbo a partir de la asunción de Jorge Lagna como ministro de Seguridad, Perotti enfatizó que pretende un “apuntalamiento” del plan que se puso en marcha en el inicio de su gestión a fines de 2019.

Más allá del tema que mayores críticas suscita del lado de la oposición, la reunión de gabinete tuvo como uno de los temas principales la preparación ante una posible segunda ola de contagios de coronavirus. Al finalizar la jornada, el Ministerio de Salud confirmó 673 casos nuevos y ocho muertes vinculadas a la pandemia.

“Es clave que la gente no abandone la idea del distanciamiento social en cada práctica cotidiana”, manifestó el gobernador. De esta manera, pidió “continuar con el lavado de manos y la ventilación de ambientes, además del uso de barbijos en toda situación de interacción social”.