El fiscal general de Santa Fe, Jorge Baclini, insistió este martes en advertir sobre la “gravedad inusitada” de dos resoluciones del Senado. En relación al pedido vinculado a la causa que involucra a Armando Traferri, aseguró que la iniciativa ejerce una “doble presión” sobre el juez Carlos Leiva.

El titular del Ministerio Público de la Acusación (MPA) subrayó que la iniciativa referida al rechazo del desafuero del legislador del departamento San Lorenzo lleva la firma de la vicegobernadora Alejandra Rodenas. Si bien la titular de la Cámara alta argumentó que sólo se limitó a comunicar “la voluntad del cuerpo”, el rosarino recordó que la dirigente peronista también es representante del Poder Ejecutivo.

Durante una conferencia de prensa junto a fiscales regionales y la auditora general María Cecilia Vranicich, Baclini ratificó los cuestionamientos que el MPA hizo de manera pública el día anterior a través de un comunicado. “Hay cosas que uno nunca pensó que iban a ocurrir en la provincia”, señaló.

El fiscal general consideró “sumamente crítico” que el Senado “se ponga en la defensa de uno de sus integrantes en una causa”. En este sentido, señaló que la resolución dirigida al magistrado a cargo del trámite en Rosario “afecta la independencia del Poder Judicial” en Santa Fe.