A pesar de la grave situación sanitaria en Santa Fe por la pandemia, este sábado se llevó a cabo una fiesta de 15 en La Rubia, en el noroeste de la provincia. Al día siguiente se confirmó que la cumpleañera y sus padres tenían coronavirus, por lo que también se puso en riesgo la salud de familia de otro pueblo vecino.

//Mirá también: Llegan 62 mil dosis de vacunas contra el coronavirus a Santa Fe

La celebración se llevó a cabo por la noche en un campo de la localidad del departamento San Cristóbal y la denuncia sobre el caso quedó en manos de la fiscal Hemilce Fissore. Sin embargo, el principal foco de preocupación pasó a ser Hersilia, la comuna ubicada unos 10 kilómetros al noroeste por la Ruta Nacional 34. Allí viven varios de los chicos invitados a la reunión organizada a contramano de las restricciones vigentes.

Al enterarse de la fiesta, las autoridades de la Escuela de Educación Media 255 “Malvinas Argentinas” tuvieron que publicar un comunicado de urgencia para los padres de sus alumnos. Este domingo recibieron aviso del personal del Samco sobre lo que había ocurrido y remarcaron que cualquier adolescente que haya participado era considerado “contacto estrecho”.

//Mirá también: Reportaron 850 casos de coronavirus en Santa Fe y 10 muertes

El pedido de directivos del establecimiento tomó estado público en paralelo con la intervención de la Policía de Santa Fe. Según informaron fuentes consultadas por Ceres Ciudad, agentes de la Comisaría 18° decidieron investigar el hecho a partir de publicaciones en medios de comunicación.

De acuerdo a los datos preliminares sobre el caso, presumen que tanto los padres que organizaron la fiesta como su hija ya tenían el resultado positivo al mediodía previo al encuentro en La Rubia.