Luego de la dura sanción que recibió Colón por los incidentes en su estadio, este miércoles se registraron nuevos incidentes en la Copa Libertadores. Peñarol ganó 2 a 1 en Montevideo y se llevó un triunfo que no afectó la clasificación del Sabalero, aunque lo más llamativo fue la situación violenta en el Estadio Campeón del Siglo.

El equipo santafesino y el Manya empataban en el segundo tiempo, cuando un grupo de hinchas uruguayos intentó agredir a los rojinegros. Los locales se acercaron en las tribunas después de haber roto los alambrados y entonces comenzaron los incidentes.

El partido se interrumpió durante media hora debido a lo que ocurría fuera de la cancha. Afuera de la cancha empezaron a arrojar piedras en medio de las corridas y adentro los jugadores pedían calma, pero las fuerzas de seguridad tardaron en controlar la situación para que se reanudara el encuentro.

Las acciones violentas no sólo tuvieron consecuencias en las tribunas. Un fotógrafo sufrió una lesión en la frente y requirió asistencia médica, aunque el árbitro Anderson Daronco finalmente decidió reanudar el juego.

El encuentro en Montevideo terminó con un triunfo local gracias a los goles de Pablo Ceppelini y Hernán Menosse. De esta manera, Peñarol dio vuelta el resultado después del tanto inicial de Facundo Farías, pero quedó eliminado de la Copa Libertadores de todos modos.

En una situación opuesta, Colón ya estaba clasificado antes del partido y terminó la fase del grupo G en el primer lugar. La mala noticia para el entrenador Julio Falcioni es que se lesionó Paolo Goltz.