Un camión cargado de carne vacuna volcó en el kilómetro 735 de la ruta 11, a la altura de la ciudad de Vera. Vecinos y automovilistas pararon para robarse la mercadería pero se llevaron una sorpresa: a los pocos días muchos de ellos padecieron agudos cuadros gastrointestinales.

El Hospital de Malabrigo confirmó que en los últimos días ingresó una enorme cantidad de pacientes intoxicados, que confirmaron haber comido esa carne que claramente había perdido la cadena de frío.

De hecho circularon imágenes de personas llevándose vacas enteras colgadas en su espalda. Pero parece que por ladrones, les llegó una especie de Justicia divina.

La gran cantidad de casos registrados obligó al nosocomio a alertar a la población: "Debido a la alta demanda por consultas con afecciones gastrointestinales en pacientes que manifestaron haber consumido carne vacuna del camión volcado, se recomienda que quienes tengan síntomas acudan al hospital".