El diputado provincial Carlos del Frade planteó este martes que "la mayor fuga de dinero" en Vicentin "se dio entre 2017 y 2019". El periodista integra la comisión seguimiento sobre la crisis de la agroexportadora en la Cámara baja y aseguró que la empresa recurrió a "información falsa" para obtener créditos y cereales.

El dirigente del Frente Social y Popular (FSP) se reunió con otros legisladores en Rosario para charlar sobre el tema con el fiscal de la unidad de Delitos Económicos, Miguel Moreno. El funcionario judicial está a cargo de una causa por posibles estafas de la firma de Avellaneda a proveedores de granos.

En ese proceso se presentó como querellante el comité ad hoc de bancos internacionales acreedores de Vicentin, que encargó una investigación a un juzgado de Nueva York sobre los movimientos financieros de la empresa y sus directivos.

"La reunión fue muy buena ya que aportó datos sobre la evolución de las causas iniciadas por los productores damnificados y los bancos extranjeros dañados por la empresa", dijo Del Frade.

En esa línea, el diputado consideró que "la firma contó con un sofisticado equipo en construir información falsa para conseguir cereal y dinero, que luego fue a parar a paraísos fiscales".

Para el periodista, "la profundización de las investigaciones penales por un lado, y las decisiones que se tomen en el concurso por otro, serán fundamentales para defender las fuentes de trabajo, devolver el dinero y sostener la presencia nacional en el comercio exterior de granos".

El legislador le dijo a Télam que, de acuerdo con la información recabada por el fiscal en la investigación, y sobre todo por los datos aportados por los bancos extranjeros acreedores, "desde 2017 Vicentin empieza a falsear datos deliberadamente para hacer pasar una situación extraordinaria (de bonanza) que en realidad no lo era".

"Lo que queda claro es que hay alguien que tenía que controlar y no controló nada​", concluyó el diputado sobre la cesación de pagos y posterior concurso preventivo de acreedores de la mayor agroexportadora de capitales nacionales.

Vicentin se declaró en "estrés financiero" en diciembre y luego de intentar un acuerdo preventivo extrajudicial en enero, al mes siguiente pidió su propio concurso de acreedores.

En paralelo, el fiscal Moreno investiga desde julio pasado una denuncia por presunta estafa presentada por Juan José Trucco, vicepresidente de La Clementina SA.

Según la denuncia, la empresa firmó un contrato con Vicentin en noviembre de 2019 para la entrega de 500 toneladas de soja a razón de $14.815 la tonelada, que la agroexportadora debía pagar "contra la entrega de la totalidad de la mercadería".

El último envío de La Clementina se realizó el 4 de diciembre de 2019, fecha en la que empresa del norte santafesino debía realizar el pago. Sin embargo, al día siguiente anunció la cesación de pagos por "estrés financiero", por lo que el proveedor se consideró estafado.

En esa causa, el juez Nicolás Foppiani dictó el 18 de septiembre último una medida de no innovar para impedir la venta de activos de Vicentin, luego de que el grupo se desprendiera del frigorífico Friar. Cabe aclarar que esa empresa que no estaba afectada por el concurso de acreedores.