Amsafe y Sadop votaron a favor de la propuesta, aunque realizaron fuertes críticas por el monto y los plazos.


Docentes públicos y privados aceptaron la oferta de aumento salarial realizada por la Provincia, aunque lo hicieron a regañadientes y con fuertes críticas.

En el caso de Amsafe, de la votación participaron más de 26.000 docentes que avalaron la propuesta pero reclamaron la reapertura de paritaria en la primera semana de diciembre para blanquear las sumas no remunerativas y no bonificables; mejorar la relación de los montos en las horas cátedra; asignación económica por conectividad, con retroactividad al mes de marzo.

También solicitaron actualización de asignaciones familiares; en los casos de jornada completa, respetar la relación con respecto a otros cargos; respetar el 82% para jubilados; regularizar y adecuar la carga laboral al contexto, respetando el derecho a la desconexión. A su vez, el gremio rechazó el veto del bono para docentes reemplazantes y exigió la inmediata solución de la problemática.

Por su parte, Sadop se mostró disconforme con “el modo, la altura del año, los montos y los abusos del gobierno ante la imposibilidad de realizar medidas de acción directa”. Destacaron que la necesidad fue un factor clave y “si bien la gran mayoría la consideró insuficiente, es imposible decirle a un compañero que no atienda su situación particular”.

“Un docente con el 50% o más de antigüedad que tenga dos cargos cobraría en los primeros días de octubre entre $18.000 y $22.000 porque suma el retroactivo. ¿Cómo le decís a alguien que lo necesita que rechace eso con la situación que se vive? Este monto se aplica sólo al primer mes cuando se cobre el retroactivo a agosto”, informaron desde el gremio.

“La decisión fue tomada en una reunión de delegados y delegadas que se realizó esta tarde, luego de que la propuesta fuera expuesta y votada a través de un formulario online, mecanismo que permitió la adaptación a la imposibilidad de encuentros presenciales”, cerraron.




Comentarios